Mantenimiento de la limpieza o ayuda a la limpieza de la vivienda.

Preparación de alimentos en el hogar

Lavado a máquina de la ropa, planchado y repaso de la ropa de dentro del hogar.

Apilación de la ropa sucia y traslado en su caso para su recogida del servicio de lavandería.

Compras de artículos de primera necesidad por cuenta de la persona usuaria.

Tareas de mantenimiento básico y habitual de utensilios domésticos y de uso personal, que no requieran el servicio de un especialista.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0