En verano nuestros grandes aliados para combatir el calor son la playa y la piscina, pero hay que disfrutar con cuidado de ellos.