Las nuevas tecnologías suponen una gran ayuda y cada vez son más las personas de cierta edad que se acostumbran a utilizarlas. Estar informados, entretenerse o comunicarse son los principales usos de estas nuevas tecnologías y, sobre todo de internet. Sin embargo, aparte de las numerosas ventajas, existen algunos inconvenientes que debemos tener en cuenta.