Mayores y pequeños, viviendo en familia o solos, con más motivo, debemos recordar algunos sencillos consejos para mejorar nuestro bienestar e higiene en el hogar. Te los contamos a continuación.Ventila las habitaciones

Acuérdate de ventilar todas las habitaciones de la casa cada día, de forma que entre aire fresco y se renueve el ambiente. Al bajar las temperaturas, será suficiente abrir unos 10 minutos para ventilar. Intenta evitar la ventilación durante las horas más frías y aquellas en las que está la calefacción encendida para que no se pierda el calor y desperdiciar energía.

Lávate las manos con frecuencia

Es muy importante lavarse las manos con agua y jabón siempre que estén sucias, por supuesto, después de sonarte la nariz o ir al baño, antes de cocinar y de comer y al volver a casa después de salir la calle.

Ponte varias capas de ropa

Ya es otoño y hay días de frío y días más calurosos. Estos cambios de temperatura se sienten dentro de casa y en muchas de ellas todavía no es momento de encender la calefacción. Por eso, procura llevar siempre varias capas de ropa para mantener la temperatura corporal, un jersey o una chaqueta. Ten siempre una manta junto al sofá o el sillón para ponértela por encima cuando notes frío.

Pisa en firme

Para evitar caídas, las zapatillas de estar por casa tienen que tener la suela antideslizante y estar correctamente abrochadas. Además, es importante que las alfombras estén bien fijadas al suelo y no poner muebles que sobresalgan y sean un obstáculo o un peligro.

Teléfonos de emergencia

Haz una lista con los números de emergencia y los de tus familiares o amigos más cercanos y colócala junto al teléfono. Si tienes un móvil, asegúrate de tener estos números en la primera posición de tu agenda.

¡Y disfruta de la caída de las hojas con total tranquilidad!

 

 

 

 

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0