El Instituto Aragonés de Servicios Sociales empezará a derivar al Ayuntamiento a partir del 1 de mayo a las personas en situación de dependencia que cumplan los requisitos para recibir la prestación de ayuda a domicilio, según indica la Ley de Dependencia.

Esta Ley, vigente desde diciembre de 2006, comprende el Servicio de Ayuda a Domicilio como “el conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria, prestadas por entidades o empresas acreditadas para esta función”. Entre ellas: servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar, servicios relacionados con la atención personal y la realización de las actividades de la vida diaria.

En cuanto al grado I, quienes podrán acceder a este servicio en pocas semanas, se refiere a las personas en situación de dependencia moderada, aquellas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, una vez al día.

Hasta mayo del año pasado Aragón no ofrecía todavía este servicio a ninguna persona dependiente; los consistorios y servicios sociales ofrecían servicios paralelos, pero eran más limitados. Ahora, tras nueve años desde la entrada en vigor de la Ley de Dependencia, el Gobierno de Aragón está tratando diversos acuerdos con las comarcas para ampliar los presupuestos y las horas mensuales de ayuda a domicilio en cada territorio. Estos acuerdos permitirán aumentar el alcance y la intensidad de este servicio con el fin de atender mejor a las personas dependientes.

La Ley de Dependencia, entre otras cuestiones, ofrece un catálogo de servicios que incluye los siguientes aspectos:

  • Servicio de prevención de las situaciones de dependencia, cuya finalidad es asesorar, orientar y reforzar en tecnologías asistidas y adaptaciones para las actividades básicas de la vida diaria.
  • Servicios de rehabilitación y terapia ocupacional. Programas de autonomía personal.
  • Teleasistencia: uso de tecnologías de comunicación para facilitar la asistencia permitiendo una respuesta inmediata en situaciones de emergencia, soledad o aislamiento.
  • Servicio de ayuda a domicilio: conjunto de actuaciones que se desarrollan en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el objetivo de atender sus necesidades de la vida diaria en su propio hogar. Incluye atención de las necesidades del hogar y cuidados personales.
  • Servicio de Centro de día y noche. Este servicio ofrece atención integral a las personas en situación de dependencia con el fin de mejorar o mantener el mayor nivel de autonomía personal posible; también apoya a las familias y cuidadores.

Aquí os contamos algunas nociones del servicio de atención a domicilio enmarcado en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, para conocer más en profundidad sus implicaciones podéis consultar el área de Dependencia de la web del Instituto Aragonés de Servicios Sociales.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0