Internet es el presente y el futuro. Y como muestra de esos avances que nos facilitan la vida hoy en día, tenemos Sensovida, un sistema de teleasistencia avanzada que nos permite saber si todo va bien sin necesidad de pulsar un botón.

Este el caso de Sensovida, un claro ejemplo de lo que el internet de las cosas puede aportarnos para mejorar e incluso salvarnos la vida. Orientado a mejorar la calidad de vida y la autonomía de las personas mayores, Sensovida es una solución de teleasistencia avanzada que cuida de nuestros padres o abuelos las 24 horas del día. Su principal característica es la seguridad pasiva, es decir, no necesita acción voluntaria del usuario, sino que, gracias a sensores ambientales puede detectar todo tipo de situaciones de riesgo en el propio hogar del anciano. Además contribuye a detectar y controlar enfermedades crónicas comunes en los mayores (hipertensión, Alzheimer, diabetes…).

Este tipo de tecnologías avanzan y mejoran cada día. Sensovida es ya una realidad que contribuye diariamente a mejorar la calidad de vida de numerosas familias, cuidando y protegiendo a sus seres queridos gracias a la ayuda de nuevas tecnologías que utilizan internet como soporte.

Por este motivo, Sensovida se sitúa a la cabeza de la lista de las startups más interesantes en España, una apuesta segura para usuarios y para inversores, ya que sus desarrollos y aplicaciones son un claro ejemplo de las posibilidades que ofrecen y los beneficios que reportan.

Además de las ventajas sanitarias y sociales, no debemos olvidar otras cifras; en 2015 existen en el mundo más de 25.000 millones de dispositivos conectados, y este número crece rápidamente, lo que indica sus potenciales usuarios y beneficios, también económicos. Y es que el internet de las cosas se prevé como un negocio que aumentará exponencialmente y puede generar, según cálculos del Cisco, más de 17.000 millones de euros en los próximos diez años en el sector privado y más de 4 billones de euros en el ámbito público.

Vivimos en la era digital donde internet está cada vez más presente en nuestros hábitos, a veces en cosas triviales o entretenimiento y otras en cambio, de gran importancia para nuestro bienestar y salud.

Esta red de conectividad entre dispositivos a través de Internet que conlleva “el Internet de las cosas” está presente en múltiples usos de ocio, tareas domésticas y sanitario. Según los expertos, es en este último ámbito, el sanitario, donde se encuentra su aprovechamiento potencial más importante, ya que permitirá unos avances en nuestro bienestar que contribuirán a mejorar nuestra calidad de vida, controlar y vigilar nuestra salud de manera inteligente, continua e incluso a distancia, monitorizando los niveles de sangre, las pulsaciones, la actividad del sistema nervioso, etc.

Seguiremos atentos a todos los avances que están por llegar.

 

 

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0