La mayoría de las personas mayores de 65 años prefieren envejecer en casa. Para hacerlo de la mejor manera posible, se recomienda tener en cuenta algunos aspectos.