A veces, el destino quiere que nos encontremos con la persona más adecuada en el momento preciso.