La autonomía de los hijos es un aspecto importante de su personalidad y es fundamental para el desarrollo de sus vidas. Se hace necesario encontrar pautas que permitan que el niño sea independiente y responsable y es esencial que sean los padres quienes la fomenten.