Buenos propósitos y nuevos proyectos. Qué mejor momento para emprender nuevas iniciativas que la llegada del nuevo año y si éstas combinan trabajo y satisfacción personal, mucho mejor.