La certificación profesional para los auxiliares a domicilio supone ventajas para el profesional, para la empresa a la que representa y para la persona a la que atiende.