Cambiarte de ropa, asearte o poner la mesa son labores cotidianas del día a día para las que, en un momento dado, podemos necesitar ayuda. Este es el caso de personas de edad avanzada, de aquellas que tienen un cierto grado de discapacidad o problemas físicos temporales y no pueden realizarlas por ellas mismas.

En estos casos, podemos contar con la figura del auxiliar a domicilio para ejercer desde labores de acompañamiento, hasta atención integral de la persona. Se trata de un profesional que ayuda a mantener la mayor autonomía posible supervisando y colaborando en las tareas diarias o aquél que le ayuda en todo lo que el usuario necesita.

Así, el auxiliar a domicilio atenderá al usuario tanto en su propio domicilio como en su entorno más próximo, su estado de salud y el grado de dependencia o discapacidad de éste y siempre adaptado a sus necesidades, con el objetivo principal de mejorar su bienestar y mantener su autonomía lo máximo posible.

Los principales campos de actuación de un auxiliar a domicilio serán la atención personal en labores de aseo e higiene (lavarse, peinarse, ducharse, vestirse), movimiento y desplazamiento dentro del mismo domicilio (de la habitación al baño, al cuarto de estar, la cocina, o cambio de posición en la cama para evitar úlceras), ayuda para comer, administrar los medicamentos y realización de actividades cotidianas sencillas para el mantener la autonomía y una cierta agilidad mental y física.

Las labores a domicilio que desarrolla el auxiliar son las de limpieza general, lavado y organización de la ropa de hogar y personal del usuario, así como la compra de alimentos y productos de primera necesidad y preparación de las comidas diarias establecidas.

Por otra parte, el componente psicológico en el desempeño de las diversas funciones del auxiliar es muy alto y debe tener en cuenta en todo momento el trato, la ética, el respeto y el cariño hacia el usuario y su entorno.

Las responsabilidades del auxiliar irán siempre de acuerdo a la necesidades del usuario y el coordinador del servicio llevará un seguimiento tanto del trabajador como de la evolución del usuario para garantizar la máxima calidad en la atención y el servicio prestado.

Compartir
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0